Boca fue superior a Colón y recupera el ritmo para el torneo


En una de las tantas agobiantes jornadas santafesinas, con temperaturas cercanas a los 35 grados en la noche, Boca se impuso por 2 a 1 a Colón en el marco de la “Copa Lotería de Santa Fe”. La diferencia de calidad entre los equipos fue la que determinó el ritmo del juego, con el xeneize como protagonista, pero sin olvidarse de sus típicos errores. Pasadas las 21.30 en el Cementerio de los elefantes comenzó a rodar la pelota en el que, a priori, es la última prueba para ambos conjuntos antes de la reanudación del torneo. La primera emoción fue para Colón, cuando Leguizamón la empujó de rebote después del penal atajado por Rossi. Tobio, de cabeza, sobre el final del primer tiempo, y Bou, ya en el complemente, dieron vuelta el resultado para los de los mellizos Barros Schelotto.
En lo que respecta al juego, los primeros minutos tuvieron a un Colón muy atento y ordenado, aprovechando las distracciones del visitante. Fue así que a los 6’, el arquero debutante Agustín Rossi tuvo su primera gran tapada con la camiseta azul y oro frente al Iván Torres, que recibió un buen pase de Pereyra a las espaldas de Peruzzi, pero en el mano a mano no pudo vencer al exguardameta de Chacarita. El trámite del partido era marcado para Boca, que se asociaba y desarmaba con facilidad a la resistencia santafesina, pero aun así no podía acertar los pases finales. La primera ocasión clara para el conjunto de Barros Schelotto fue a partir de un error en la salida del arquero Broun, que le regaló la pelota Pavón, pero luego se recompuso frente al remate del extremo cordobés y mandó la pelota al córner. Minutos más tarde, otro error en la salida sabalera, esta vez del central Olivera, deja a Benedetto mano a mano, pero nuevamente la situación es resulta por el arquero, que cambiaba los habituales silbidos de la tribuna por tibios aplausos.
A pesar de la supremacía de la visita, Colón encontraba huecos para jugar, principalmente cuando la pelota pasaba por los pies de Facundo Pereyra, que de la banda derecha se cerraba hacia el medio y encontraba libertad para conducir los avances rojinegros. Sobre los 25’, en una jugada aislada, Clemente Rodríguez lanza un centro desde bastante lejos e inatendiblemente el lateral Fabra empuja a Blanco en un claro penal que es sancionado por el árbitro Delfino. La ejecución, a cargo de Blanco (que había metido los tres penales que pateo desde su vuelta al club), fue detenida por el arquero Rossi, pero en el rebote Leguizamón la termina empujando y marca el 1-0 para el local. Con la ventaja en el marcador, los dirigidos por Domínguez comenzaron a jugar con más soltura, manejando la pelota con más asiduidad, pero sin llegar a provocar peligro nuevamente en el arco bostero.
A la salida corta de un córner, tan intrascendente como en el penal, la defensa local pierde la marca y el buen centro del colombiano Fabra encuentra en soledad a Tobio que de cabeza marca el empate cuando ya se moría la primera parte.
En el segundo tiempo, se notó el desgaste en el equipo santafesino y la superioridad de Boca fue cada vez mayor, que llegaba con facilidad al área de Broun pero no acertaba el último toque. No acertaba hasta el ingreso del exdelantero de Gimnasia, Walter Bou, que tiene un promedio de gol notable con la azul y oro, logró dar más opciones de pase a sus compañeros con sus repetidos desmarques. Colón, más retraído y ya preso de sus imprecisiones en los pases, no hacía más que resistir los embates xeneizes con esporádicas subidas. Fue justamente uno de estos aislados intentos el que le jugó la mala pasada que definiría el encuentro al equipo local. Ya que en la contra, con campo amplio por recorrer, Centurión encara por derecha y arrastra a la defensa para luego descargar dentro del área para Bou, que con un movimiento desaíra la marca de Conti y define cruzado ante Broun para marcar el 2 a 1. La ventaja, ya merecida desde hace largos minutos, se mantuvo hasta el final e incluso pudo ser ampliada por Pavón en un remate que se fue por arriba y en una clara jugada del ingresado Junior Benítez que, de no pifiar la pelota, era gol cantado. Una vez finalizado el encuentro, Boca recibió la “Copa Lotería de Santa Fe” y con un tenue festejo agradeció a los 5.000 hinchas xeneizes que se hicieron presentes para apoyarlos en Santa Fe
Para Colón las conclusiones no son tan negativas, si bien se lleva una derrota, pero en el conglomerado, durante gran parte del encuentro pudo contrarrestar el ritmo del líder del torneo. Además, como contábamos en la previa, el encuentro organizado por una empresa privada, representó para Colón, además de la prueba frente a un gran equipo, un buen beneficio económico que sirve para morigerar la delicada situación de los balances sabaleros.
Boca, por su parte, se recuperó de los fantasmas que habían provocado la seguidilla de derrotas frente a River en el clásico y Aldosivi, y se prepara para encarar el inicio del torneo con un poco más de tranquilidad. Aunque todavía hay ciertas dudas en la formación que debe usar Guillermo, como en la delantera, la pugna entre Benedetto y Bou es una a resolver. Pero en el juego se notó una cierta frescura a la hora de asociarse, con Gago, Bentancur y Centurión como destacados en esta faceta.
Formaciones:
Colón (4-4-2): Jorge Broun; Lucas Ceballos, Germán Conti, Emmanuel Olivera y Clemente Rodríguez; Facundo Pereyra, Gerónimo Poblete, Pablo Ledesma y Iván Torres; Ismael Blanco y Nicolás Leguizamón.
Boca (4-3-3): Agustín Rossi; Gino Peruzzi, Fernando Tobio, Santiago Vergini, Frank Fabra; Wilmar Barrios, Fernando Gago, Rodrigo Bentancur; Cristián Pavón, Ricardo Centurión, Darío Benedetto.
Goles: 26’ Nicolás Leguizamón (C), 45′ Fernando Tobio (B), 79′ Walter Bou (B).
Cambios: 45’ Jara por Tobio (B), 64′ N. Silva por Pereyra (C), 65′ Bou por Benedetto (B), 70′ Lagos por Blanco (C), 83′ Benítez por Pavón (B), 83′ Solís x Centurión (B), 83′ Bauza por Clemente Rodríguez (C), 90′ S. Pérez por Bentancur (B).
Mira los goles: