Tan todo

Eramos tan todo. Todo parecía tan perfecto a tu lado. Hasta lo más insignificante relucía cuando contenía aunque sea una pizca de tu aura. Robar tu atención, tu mirada y pensamiento era mi gran dicha. En vos yacía.