[Copy&Paste] Y cuando vuelvan los descensos, ¿qué?

Nota para canchallena.com (La Nación) de Claudio Cerviño

Existe un estado casi de satisfacción permanente por el nivel del Torneo de Primera División, por espectáculos más entretenidos, la mayor cantidad de goles que se convierten, la emotividad que se multiplica, la tendencia de los clubes a contratar entrenadores más jóvenes con ideas renovadoras y otras ambiciones.
En rigor, es más lindo para ver este certamen que muchos de los recientes, cuyas aristas principales fueron desglosadas anteayer en una nota de canchallena. No se pretende establecer comparaciones con ligas europeas porque sería complejo, improcedente por motivos presupuestarios, y mucho menos llevar los paralelismos a una Champions League respecto de la Libertadores, separadas por un abismo futbolístico, de infraestructura y hasta de idiosincrasia. Pero sí es válido focalizarse en lo propio. Y lo que se tiene hoy es atractivo.

Se hace mucho hincapié en la liberación que existe en los equipos por no afrontar descensos inmediatos. Incluso, a la hora de reforzarse, los clubes optaron por un perfil más conservador, y no porque hayan modificado su mentalidad de gastar más de lo que ingresa: eligieron incorporar más adelante, cuando las urgencias recuperen el centro de la escena. Ahora bien, esta bonanza, generosidad de planteos tácticos y propuestas destinadas a ofrecer "el fútbol que le gusta a la gente" podrían tener fecha de vencimiento. De aprobarse la reforma del Estatuto de AFA en menos de dos meses (el 19 de diciembre), el torneo de 30 equipos será refrendado en la práctica. Y deberían volver "las obligaciones", con dos descensos por promedio. ¿Qué pasará entonces con los DT-jugadores-dirigentes y las presiones? ¿Persistirá la buena tendencia o lo que estamos viendo quedará en la historia como una mera fugacidad?
"Si van a hacer un mamarracho de 30 equipos, también podrían suspender los descensos por cinco años. ¿Que sería injusto para quienes pretenden ascender? Sí, es factible, ¿pero sabés cómo puede cambiar radicalmente el mensaje en las bases? No tengas dudas de que surgirían mejores camadas, con chicos que sólo se divertirían, sin sufrir por la necesidad imperiosa de ganar, como les inculcan", nos comentó un docente del fútbol infantil, una etapa de formación clave y que, paradójicamente, también padece con excesos en demanda de resultados, además de padres ávidos de contar con un mini-Messi en gestación.
Los técnicos jóvenes van a estar. Los elásticos presupuestos, mayores o menores, también. Con 30 equipos o quizá siga con 20: organizativamente, nunca dejará de ser fútbol argentino con estela grondonista. Será interesante ver el mañana, con las presiones de regreso de vacaciones pasajeras. Y si no se rompe el encanto de las ideas y se privilegia el juego por sobre todas las cosas, es decir, a la inversa de lo que estamos acostumbrados, se habrá dado un paso enorme hacia adelante. Sin temor a hacerles frente a las utopías.