Todo sigue igual de bien: Golearon Real Madrid y Barcelona en la antesala al Clásico


Como es habitual, los dos grandes de la BBVA ganan, y muchas veces, por goleada. Esta fecha, la octava, es la última medida antes de 'el clásico', el partido más importante, y tal vez el único igualado, del fútbol español. Para muchos, los dos cruces de la temporada, son los que definen el campeón de la 'Liga de las Estrellas'. Messi, con 250, es reco...

En primer turno, a partir de las 11 de nuestro país, el Real Madrid, regulando, venció por 5 a 0 al comprometido Levante. El ídolo, Cristiano Ronaldo en dos ocasiones, el resistido que esta cumpliendo, Javier Hernández también aportó, la galáctica adquisición, James Rodríguez y el recientemente discutido Isco sellaron tres puntos más para el Merengue. El astro portugués, encendido, con 15 goles en lo que va de la temporada, y la Casablanca, calentita de goleada en goleada, esperan más que nadie el 25 de octubre.

Por su parte, el Barcelona recibía en el estrafalario Camp Nou al humilde debutante en la máxima división, el Eibar, que, a diferencia de los blaugranas, posee un estadio para no más de 6.000 asistentes. Así de marcadas son las diferencias en la liga española. Diferencia que también, casi siempre, se traduce en el marcador. En la primera parte, la ferrea defensa de 'los Armeros' cumplió su objetivo, mantener el cero.

VIDEO: Resumen Levante - Real Madrid

Pero en la segunda parte, ya con un Barça completó en el campo rival -y todavía más allá- las ocasiones empezaron a llover en el arco defendido por el portero Irureta. Precisamente, en una de estas ocasiones, con 8 jugadores del Eibar en su propia área, Messi logró meter un pase milimétrico para Xavi, al que sólo le bastó elegir el palo que quería. A pesar de esto, la humilde Sociedad Deportiva siguió con su plan, cada vez más atrás. Con libertad, Dani Alves asistió a su compatriota Neymar, y este, de volea, quebró una vez más el arco rival. Finalmente, el mejor del mundo, Lionel Messi, condujo el balón hasta el área y en una precisa pared con el crack brasileño, entró en carrera al área por la izquierda para cruzar la pelota al palo más lejano, imposible para el arquerito. Aunque le costó más que otras veces, al Culés sólo le bastó una ráfaga de diez minutos para sentenciar el match, para así, ya poner la cabeza en el derby.

Messi, con este tanto, llega a los 250 por la liga española, queda a nada -sólo a uno- del español Telmo Zarra (251), el máximo goleador de la historia de la competencia. Otro récord más, y van...

VIDEO: Resumen Barcelona - Eibar