Hizo lo que pudo: Libertad se animó, pero River esta en Cuartos


La Banda se clasificó para la próxima ronda de la Copa Sudamericana al vencer al equipo paraguayo por 2 a 0 en el partido de vuelta. 5 a 1 en el global. Libertad se quedó con 10 en el PT por la expulsión de Bareiro. Mercado y Simeone marcaron la diferencia. Carlos Sanchez, otra vez, una máquina. Mirá los goles.

Despreocupado, el Millonario salió con la ventaja conseguida en el encuentro de ida ante un rival que todavía soñaba con la hazaña. El equipo visitante, sin nada que perder, se animó a hacerle frente al mejor argentino del año en su mismísima casa, el Monumental.

En unas de las primeras acciones del partido, 4 atacantes paraguayos quedan contra un sólo e impavido Funes Mori pero Antonio Bareiro marra una ocasión única de acortar las diferencias. El volante, mano a mano con Barovero, demoró, demoró y demoró hasta que no le quedó otra que definir sobre el cuerpo del arquero, que tapó sin problemas.

El mismo Bareiro, minutos después, tontamente destruiría todas las chances de Libertad haciendose expulsar por un codazo, inexplicanle, sobre Rojas. Mientras las cámaras mostraban el río de sangre que salía de la ceja del zurdo mendocino, el cuarto árbitró le informe a Buitrago sobre el impreperio del n° 20 y este no tuvo más que dejar con 10 a la visita que hasta ahí venía haciendo un buen papel.

Ya con el control del juego, se empezó a ver el habitual River. A los 41', el rebote de un remate en el palo le cae a Mercado que, de primera, patea y el arquero paraguayo ataja, pero adentro del arco. Era el 1-0 para River, y el 4-1 para la seria que ya, si antes parecía ahora todavía más, era inrrecuperable. De ahí en más Libertad, abatido por el resultado y la inferioridad numérica, no pudo hacer nada ante el juego del local.

En el segundo tiempo, con River aún más relajado que en el inicio, el partido fue poco intenso, cansino y hasta en partes aburrido. Aún así, el equipo de Gallardo tuvo ocasiones para aumentar la diferencia, pero la buena actuación del arquero de albinegro, el uruguayo Rodrigo Muñoz (mundialista con su selección) lo impidió. Sobre el final, cuando el dominio ya era absoluto del local, Funes Mori habilita a Simeone que, mano a mano contra el arquero, cruza el remate y establece el 2-0 final. En el global, aplastante, River ganó por 5 a 1.

En la próxima fase, los cuartos, el campeón argentino enfrentará a Estudiantes de La Plata que minutos antes había vencido a Peñarol.