Ante Belgrano, mantuvo la racha: el River GGGIP


En un marco tremendo, River goleó a Belgrano y de a poco se encamina. Vangioni y un doblete de Teo pusieron el 3-0 final. Barovero, bárbaro, los salvó cuando el Pirata quería abordar. "Es bueno que nos exigan, nos hace reaccionar", dijo Gallardo. Mirá los goles.

Más de 60.000 personas vivieron una fiesta en el Monumental, tocaba La Banda. El equipo de Gallardo cada vez aflora más fútbol y, principalmente, consigue los resultados. La vieja 'triple G' (Ganar, gustar y golear) ya queda tosca ante la efectividad de los Millonarios, por eso River: gana, gusta, golea, es invicto y puntero.

El primero, pasados los 30', Rojas afuera del área actuó un remate al arco para esperar a Vangioni, que como un tren, venía entrando por la izquierda. El ex-Godoy Cruz, en una pase que remonta al Barcelona, asistió al zurdo, y este, de primera la tocó por abajo de Olave.

Con Sanchez inspirado, que volvió e hizo olvidar la incapacidad de la dirigencia para retener al colombiano Carbonero, en otra actuación estelar que asistió en dos ocasiones al goleador. La primera, cuando le costaba al Millonario, el uruguayo se fue por la derecha y mandó un centro que Teo (siempre Teo) de primera rompa el arco cordobés.

Ya con el Pirata jugado, Sanchez se mete al área y la deja atrás para que entre uno. Otra vez Teo, esta vez empujándola con sobrada calidad, decreta el 3-0 para que River, invicto y puntero, vuelva a tener cuatro puntos de ventaja.

De todas maneras, hoy también la paso mal. Cuando iba 1-0, Belgrano intimó en dos ocasiones a Barovero, cada vez más inmortal para los hinchas. Primero, le tapó una al Picante Pereyra, abajo a la izquierda. Difícil. Después, un remate con destino de ángulo, se volvió a frustar por la manos de Trapito, para que la gente se despalme aplaudiendo al uno.

Pasaron 25 rivales, nadie pudo romper la racha que, en el sprint final, Ramón Diaz inició para campeonar y, como si el cambio no hubiera existido, Gallardo extiende cada vez más como para repetir. El técnico más ganador de la historia de River le dejó la posta al ex-Mónaco, pero el relevo no era fácil. Sin las máximas figuras, el DT se las tuvo que rebuscar con lo que quedó. Pisculichi, un arquero suplente y una psicóloga, los únicos refuerzos. Y mal no le va...


VIDEO: Resumen River - Belgrano
Ficha Olé: River - Belgrano